Seis usuarios de Cristo Redentor recibieron alta médica.

 

 

Zamora. – Seis internos del Centro Especializado de Tratamiento a Personas con consumo problemático de Alcohol y otras Drogas “Cristo Redentor” del Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe, recibieron el alta médica una vez que cumplieron con su recuperación en el tratamiento de su adicción al alcohol y drogas.

 

Dos personas son oriundas del cantón Saraguro, dos de la ciudad de Loja, uno del cantón Catamayo, provincia de Loja y uno del cantón Zamora. Su tratamiento duró tres meses, tiempo que recibieron terapias psicológica, colectiva, individual, social y vivencial, las actividades se centraron en lo teórico y práctico, charlas, conferencias, trabajos grupales, deportiva, lúdicas, etc.

 

 

 

 

Roberto Pindo, terapista de Cristo Redentor informó que, se basaron en la experiencia, fortaleza y esperanza, para generar conciencia profunda, arrepentimiento y liberación del peso acumulado durante muchos años de adicción, para que el usuario se sienta perdonado, aprenda a perdonar y pueda pedir perdón, la adicción es una enfermedad del alma, asimismo, la  recuperación no está limitada únicamente al consumo de drogas sino va mucho más allá, por ejemplo la recuperación integral tanto personal, laboral, social, económica, material, familiar.

 

Este centro presta atención a personas con enfermedad de alcohol y drogas, lleva algo más de ocho años en este trabajo y los resultados han sido alentadores. Cada año salen 96 personas recuperadas con un promedio de 75% de recuperación.

 

Por eso, en la actual administración de la Prefectura, el objetivo primordial a más de lo señalado, es ampliar la cobertura de las terapias para los residentes del centro, ampliar la prevención de consumo de sustancias en la Provincia, fortalecer el área familiar para una reinserción tanto familiar, social y fortalecer el área ocupacional para que los usuarios desarrollen habilidades y destrezas personales.

 

Ahora, por la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19, las actividades en Cristo Redentor no están suspendidas, son problemas sociales y de salud pública y no pueden interrumpir el tratamiento, su personal técnico está pendiente de la salud de ellos, el personal médico, psicológico, vivencial y social, mientras que el equipo administrativo se acató al teletrabajo.

 

Lo que se encuentra suspendido es el ingreso de familiares y personal de seguimiento para garantizar la salud interna de los pacientes y evitar todo tipo de contaminación externa del COVID-19 u otra enfermedad. Claudio Torres, director de Gestión Social, Turismo e Interculturalidad del Gobierno Provincial, agradece a las autoridades de la Institución por prestar todo el contingente y permitir que este proyecto continúe su operatividad.

 

Actualmente tienen 14 pacientes en proceso de recuperación, desde este espacio contribuyeron con un video dirigido a sus familias y amigos con el mensaje de ¡Quédate en casa! por la pandemia del COVID-19 que enfrenta el mundo.

 

El equipo técnico una vez que salen las personas, entran en un proceso de seguimiento y control para que no vuelvan a recaer.

Vehículos del Gobierno Provincial garantizaron su traslado hacia sus hogares con las medidas de prevención sanitarias por la emergencia que vive el país.

 

 


COMUNICACIÓN SOCIAL DEL GADPZCH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *