PROCESOS SOSTENIBLES SON PARTE DE LA ADMINISTRACIÓN PROVINCIAL.

Como parte de los proyectos de gestión ambiental que ejecuta la Prefectura, viveros parroquiales son repotenciados con la producción de plantas forestales y frutales nativas de la zona, en los viveros de los cantones de Chinchipe y Palanda.

Chinchipe.- Uno de los objetivos de la Prefectura de Zamora Chinchipe a través de la dirección de Gestión Ambiental es fomentar la producción sostenible y amigable con el ambiente de las fincas, para ello mediante el proyecto Territorios de Producción Limpia, TPL, que se desarrolla en los cantones de Palanda y Chinchipe se generan actividades como la siembra y producción de plantas forestales y frutales.

En el cantón Chinchipe son cuatro viveros parroquiales que mantiene el Gobierno Provincial junto a los Gobiernos locales, el trabajo consiste en el almacenamiento de tierra en los galpones para que se seque, preparar la tierra, colocar las semillas de diferentes especies forestales y frutales en los germinadores, enfundado y  luego trasplante o repique de las plántulas a las fundas, limpieza de malas hierbas de las fundas y espacios, fertilización y control de plagas y enfermedades durante los 4 a 5 meses dentro del vivero, esto hasta que llegue a las manos del productor interesado.

María Ávila, es la técnica responsable del proyecto TPL, comenta que se ha venido trabajando en la producción de plantas en los viveros, iniciando con la germinación de semillas forestales como pachacas, laurel, almendro, cedro, guayacán, guararo, guadua, caoba y además plantas frutales como mandarina, limón agrio, naranja, guanábana y guayaba. Dijo que la meta anual del proyecto es producir 50.000 plantas distribuidas en los viveros de Palanda y Chinchipe.

Proceso

Por ejemplo en el vivero de la parroquia El Chorro del cantón Chinchipe, se realizó hace una semana la ubicación de dos kilos de semillas de laurel y cuatro de pachaco a los germinadores. Previo a ello es necesario transportar y preparar la tierra, para luego pasarla por un proceso de cernido y mezclarla con arena, abonos orgánicos y cal para desinfectar. Una vez hecho este trabajo, se procede a enfundar quedando listo para el repique o trasplante de las plántulas.

Según la técnica del proyecto el proceso de germinación depende de la especie, por ejemplo el pachaco estará listo en un mes, y el laurel en unos quince días, para luego ser trasplantadas a las fundas.

Para que las plantas puedan ser entregadas y sembradas en el territorio, tendrán que pasar bajo el cuidado de los viveristas de 5 a 6 meses. En ese momento se pueden entregar las plantas a los productores para los diferentes fines de reforestación, como construcción de cercas vivas, protección de vertientes, plantaciones puras o sistemas agroforestales o silvopastoriles.

“El compromiso es que los productores siembren y cuiden las plantas, para ello damos el seguimiento respectivo”, señaló María Ávila, quien además extendió la invitación a los productores de Palanda y Chinchipe a sumarse a estas iniciativas que tiene el Gobierno Provincial para reforestar, proteger las fuentes de agua, la biodiversidad y así coadyuvar a disminuir los efectos del cambio climático causados por la deforestación.

Entre los cantones de Palanda y Chinchipe, se trabaja con alrededor de 125 productores orgánicos principalmente de café, y otro porcentaje productores pecuarios. Ellos en coordinación con la técnica responsable de este proyecto, reciben asesoría técnica, insumos y plantas para establecer el trabajo que desean realizar en sus fincas.

DATO

En el 2011 el Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe emitió una ordenanza que regula la creación de los Territorios de Producción Limpia en la provincia.

 

 

 

 

 

 

 

 


Lic. María Molina

Comunicación Social GPZCH

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *