CRISTO REDENTOR UNA OBRA SOCIAL AL SERVICIO DE LA COLECTIVIDAD #ZamoraChinchipe

Una vez que el interno cumple su tratamiento de 90 días, se realiza el respectivo seguimiento en sus hogares. Don Ángel Zapata, ejemplo de voluntad para quienes buscan rehabilitarse.

 

Centinela del Cóndor.- El Centro de Rehabilitación “Cristo Redentor”, que forma parte de los programas sociales de la Prefectura de Zamora Chinchipe, a través de la Unidad de Trabajo social, realiza el seguimiento a los usuarios que ya cumplieron los noventa días de tratamiento y fueron reinsertados a la sociedad. En esta ocasión los terapistas visitaron a Don Ángel Zapata, quién lleva diez años rehabilitado.

 

 

Con una voz entrecortada Don Ángel, recuerda cómo fue su vida antes de ingresar a Cristo Redentor, dice que por 16 años el alcohol no le permitió disfrutar de su familia, ni tener un trabajo fijo. Ahora le da gracias a Dios, a su esposa y a este servicio por haberle brindado otra oportunidad de vivir.

Ángel tiene 67 años, vive en Zumbi y gracias al apoyo de su familia montó una pequeña tienda en su casa, que comparte con los quehaceres domésticos y agrícolas, mientras alimenta sus gallinas recuerda cómo fue parte de este servicio hace diez años y comenta que desde su salida se ha mantenido en estado sobrio. “El consejo que puedo dar a quienes han caído en el vicio del alcohol, es que confíen en Dios y se pongan como firme propósito no beber una sola copa más, eso es lo principal, la recuperación si existe”, enfatiza.

 

 

 

 

Patricia Armijos, trabajadora social del Centro de Rehabilitación, considera que la visita a ex internos es fundamental, porque aquel trabajo les permite involucrar a la familia como parte del proceso, asimismo menciona que testimonios como los de Don Ángel les permite motivar a más personas para sigan adelante con su recuperación fuera de “Cristo Redentor”.

En lo que va del 2017, se ha realizado el seguimiento a 25 personas de diferentes localidades de la provincia, de ellas ocho personas han recaído. Para la Vice prefecta, Karla Reátegui este dato es un buen resultado; por lo que felicita al equipo multidisciplinario por el noble trabajo social que realizan dentro del tratamiento de 90 días.

 

 

 

 

Roberto Pindo, labora desde varios años como terapista vivencial, manifiesta que el  tratamiento sí funciona para las personas que tienen la voluntad de dejar de consumir, dice que el primer paso es que la persona reconozca el problema y luego dejarse ayudar por el equipo. También resalta que una vez los internos salen del Centro es necesario el seguimiento pues el programa alcohólicos anónimos, consiste en apoyar a la persona en todo el proceso.

El centro de rehabilitación Cristo Redentor está ubicado en la ciudad de Zamora, forma parte de la obra social que ejecuta la Prefectura de Zamora Chinchipe y brinda un servicio de recuperación a personas con problemas de alcohol y drogas de forma gratuita. Quienes busquen mayor información sobre este apoyo pueden llamar al 2 606186.


María Molina
Comunicación Social del GPZCH
Twitter: @zamorachinchipz
Facebook: gadzamorachinchipe

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *